Historia

  • 2015

    La Agenda 2030 fue aprobada en septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y se constituyó rápidamente en una guía de referencia para el trabajo  de la comunidad internacional y los gobiernos nacionales.

    Tras una activa participación en comisiones de Naciones Unidas que dieron forma a la Agenda 2030, las centrales sindicales argentinas empezaron a coincidir en foros internacionales con diferentes organizaciones de la sociedad civil, a partir del trabajo desplegado a través de la Red Sindical de Cooperación al Desarrollo en el marco de la Alianza Global de Eficacia al Desarrollo.

    Estos encuentros favorecieron el acercamiento mutuo y la creciente articulación entre las organizaciones, que se fue plasmando en la adopción de posicionamientos y estrategias conjuntas en los foros regionales de debate sobre la Agenda 2030.

  • 2016

    Hacia el año 2016, con el objetivo de fortalecer los lazos estrechados hasta entonces, un grupo de organizaciones tomaron la iniciativa de organizar en Argentina el primer encuentro nacional para intercambiar perspectivas sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

  • 2017

    Un año después, el país presentaba el primer Informe Nacional Voluntario ante el Foro de Países para los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En ese entonces, una vez más el movimiento sindical y la sociedad civil cerraron filas para reclamar una voz propia en el encuentro.

    El intento de participar en el Foro fracasó, pero encendió un proceso de reflexión y debate entre las organizaciones que habíamos planteado el reclamo, acerca de la necesaria participación independiente de la sociedad civil en los foros internacionales.

    Ese mismo año comenzamos a trabajar en forma mancomunada y complementaria para elaborar un informe de monitoreo de “más luz”, también denominado informe paralelo, que cubriera todos los objetivos de la Agenda 2030. Nos animaba el espíritu de sumar nuestros saberes y conocimientos en los ODS.

  • 2018

    Fue así que en el 2018, dimos a luz a nuestro primer informe conjunto, con la asistencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se tituló “La perspectiva sindical sobre los Objetivos de desarrollo Sostenible”. Ese trabajo fue el primer paso hacia la construcción de PAMPA 2030, como un espacio estable y permanente de articulación.

  • 2019

    Las sinergias, la complementariedad y el compromiso con valores democráticos de justicia social e independencia, fueron construyendo el camino. Nuevas organizaciones se sumaron en el proceso y todos fuimos aprendiendo, con aciertos y errores, a respetarnos en nuestra diversidad, y en nuestras diferentes construcciones históricas y organizacionales, fortaleciendo al mismo tiempo los lazos que nos unen y el trabajo en conjunto.

  • 2020

    Unidos en la diversidad, el movimiento sindical y las organizaciones de la sociedad civil seguimos avanzando con nuestro compromiso irrenunciable de convertir en realidad efectiva a los Objetivos de Desarrollo Sostenible para no dejar a nadie atrás.